Utake5: actores que rechazaron grandes papeles

Muchos pensamos que los personajes que vemos en nuestras producciones favoritas siempre fueron la primera opción de los directores y cineastas, sin embargo, no siempre es así. Muchos actores rechazan interpretar papeles que después se convirtieron en personajes memorables que lanzan al estrellato a otros actores. A muchos les salió muy caro rechazar esas propuestas dando la oportunidad a otros que les tomaron la delantera.

En este post haremos un repaso por las malas decisiones que hicieron a grandes actores arrepentirse por haber menospreciado una propuesta, haber ignorado los consejos de sus agentes o haber sido mal orientados por estos.

  1. Sean Connery, el actor escocés, posiblemente haya rechazado más papeles que acabarían en la cultura popular y arrepintiéndose de ello. Entre esos papeles, Connery rechazó el papel de Hannibal Lecter en El silencio de los corderos (1991), regalándole así a Sir Anthony Hopkins un increíble personaje que le valió un merecido Oscar, y el papel de Gandalf en la trilogía de El señor de los anillos pese a la oferta de la productora de 10 millones de dólares y un 15% de los beneficios de la cinta, y todo por una sola razón, no entendía el guion y no le gustaba la obra de Tolkien.                                                                                                bolsa de empleo audiovisual
  2. Tom Cruise, el actor estadounidense, rivaliza con la capacidad de tomar decisiones de Connery, rechazando el papel de Eduardo Manostijeras (1990) y dándole a Johnny Deep la oportunidad de catapultar su carrera interpretativa, y todo porque Tim Burton no cedió a las modificaciones que exigía Cruise, como que al final Manostijeras tuviese manos normales (menos mal). También rechazó el papel de Tony Stark (Ironman) por no confiar en el personaje, algo que Robert Downey Jr., seguro, se lo agradecerá siempre.
  3. Tom Selleck, el actor estadunidense, y su bigote pudieron haber encarnado al legendaria Indiana Jones. Selleck llego a hacer una prueba que convenció a Steven Spielberg y George Lucas, pero terminó rechazándolo porque, según él, el personaje no estaba a su altura. Este tremendo error relegó su trayectoria profesional a televisión y papeles discretos en cine e hizo despegar la carrera de Harrison Ford.                           bolsa de trabajo audiovisual
  4. Jack Nicholson, el actor estadounidense, rechazó el papel de Michael Corleone y eso que Coppola insistió bastante, pero Nicholson no se sentía preparado para darle un tono adecuado y dijo que debería interpretarlo un actor de origen italiano. Al Pacino ocupó su lugar en una de las mejores producciones de la historia.bolsa de trabajo auidovisual
  5. Ralph Maccio, el actor estadounidense, más conocido (y casi exclusivamente) por la serie de películas de Karate Kid, rechazó el papel de su vida como Marty McFly. A Maccio se le subió a la cabeza su éxito cosechado en los 80 y rechazó protagonizar la saga Regreso al futuro alegando que nadie querría ver una película sobre viajes en el tiempo, dándole esta gran oportunidad a Michael J. Fox y destruyendo su carrera.bolsa empleo audiovisual

Existe muchos más ejemplos, a algunos no les repercutió mucho más allá de su caché, pero a otros, tomar malas decisiones, le costaron sus carreras.

En UtakeONE intentamos aprovechar todas las oportunidades que se nos presentan para que la comunidad de profesionales audiovisuales se beneficie de todas las posibilidades que podamos ofrecer.

Comunidad

Deja un comentario