Utake5: Los fracasos más desconocidos de Disney

En los cuentos de fantasía y princesas cautivas en castillos esperando príncipes azules también hay capítulos oscuros. Disney, pese a ser el estudio más potente después de adquirir Pixar, Marvel y Fox, ha tenido grandes fracasos bien conocidos como John Carter (2012), Prince of Persia (2010) o El llanero solitario (2013).

Sin embargo, hasta las mejores casas guardan secretos que muy poca gente sabe y que afectan a las películas más reconocidas y alabadas por los fans.

En este post pararemos por los rincones más oscuros de Disney:

  1. Pinocho (1940) la marioneta que quería ser niño no obtuvo el éxito esperado por el estudio. La película costo 2,5 millones de dólares pero no consiguió recuperar la inversión hasta muchos años después, gracias a los relanzamientos y los formatos domésticos. Actualmente lleva recaudado más de 80 millones de dólares.
  2. Fantasía (1941) uno de los proyectos más experimentales con un presupuesto de 2 millones de dólares. Pero la película no consiguió el éxito esperado por Disney generando problemas económicos y arrepentimientos por parte de los directivos. Actualmente, estos segmentos protagonizados por Mickey repletos de música clásica y vivos colores se han convertido en un título de culto y han recaudado más de 75 millones de dólares.
  3. Bambi (1942), uno de los títulos más tiernos de Disney, fue estrenada en uno de los peores momentos de la Segunda Guerra Mundial lo que afectó a la recaudación en salas. La maravillosa historia de este cervatillo fue relanzada en 6 ocasiones entre los 40 y 80 recuperando la inversión de casi 1 millón de dólares. Actualmente lleva recaudado más de 260 millones de dólares, gracias en gran parte a los formatos domésticos.  
  4. Alicia en el país de las maravillas (1951), la adaptación de la novela de Lewis Carrol, no tuvo muy buena acogida por el público. En parte por la innovación de Disney y en parte por las duras críticas, no fue recibida con los brazos abiertos por el gran público. La película acabo en el olvido hasta su relanzamiento en la década de los 70, convirtiéndose en uno de los buques insignia del estudio.                       
  5. La bella durmiente (1959), un fracaso que impactó al estudio ya que confiaba ciegamente en su éxito. Disney invirtió más de 6 millones de dólares (mucho para la época), pero las pésimas críticas tanto en el dibujo como en el guion se reflejaron en la recaudación del estreno. Disney no volvió a retomar  las princesas hasta casi 30 años después. Actualmente se ha convertido en un clásico ineludible del cine de animación.

Todas estas películas tienen un pasado turbio y tuvieron grandes dificultades para llegar a ser grandes clásicos que todos las recordamos. Actualmente Disney es un gigante imposible de vencer pero tuvo grandes dificultades económicas y sufrió los efectos de las circunstancias de la Historia.

En UtakeONE sabemos que los fracasos no son el final de nada, y que con trabajo duro y perseverancia se consiguen grandes objetivos.

Comunidad, Noticias

Deja un comentario