Como dijo… KONSTANTIN STANISLAVSKI

“El poeta, el artista, el pintor, el sastre, el operario, todos sirven al mismo objeto, al mismo fin, o sea al que el poeta ha puesto en la base de toda su pieza.” 

Celebrando la semana del teatro, he pensado que sería buena idea hablar de un género dramático importante que se ha ido desarrollando y perfeccionando desde el SXXI hasta nuestros días, comenzando en Italia con la Commedia dell´arte: LA IMPROVISACIÓN.

A día de hoy, los shows de improvisación están a la orden del día, pero no suelen estar respaldados por ningún director con nombre propio, sino que suelen estar conducidos por el propio colectivo o grupo de actores. Lo que diferencia a este género de otro, es la fórmula de la improvisación, la cuál sí que ha sido desarrollada durante la historia por directores y pensadores teatrales importantes sin los que no existiría tal y como la conocemos.

¿Os parece que os muestre algunos de ellos? Ahí van:

Konstantin Stanislavski:

Este director de teatro ruso, desarrolló su propio método (valga la redundancia: “El método Stanislavski”) en el que a través de la improvisación, los actores podrían controlar sus emociones, utilizando y generando actuaciones realistas.

Jacques Copeau y Suzanne Bing:

Pareja de dramaturgos franceses, profesores y actores (1910). Fueron los primeros en utilizar la improvisación para su trabajo creativo. Querían eliminar el “cabotinage” en el actor, es decir, quitar al actor la idea de aferrarse a hábitos de pensamiento y acciones en cada situación. Además, fueron los primeros en reconocer el valor de los juegos como parte fundamental de la improvisación.

Jacob Levy Moreno:

En 1921, fundó en Viena “El teatro de la espontaneidad”, donde empezaron a improvisar a partir de artículos sacados del periódico. Moreno, estaba motivado por ayudar a gente con traumas y problemas psicológicos. De ahí surgió el psicodrama.

Viola Spolin:

“La abuela de la improvisación”. Profesora americana que en los 60´s escribió un libro (“Improvisación en el teatro”) que aún se utiliza en las aulas. Se basa en el uso de los juegos en una clase de teatro como modo de liberación espiritual y psicológica y ayudando a desarrollar el potencial personal.

Paul Sills:

El hijo de “La abuela de la improvisación”, también fue por el mismo camino que su madre. Creó “El Juego del Teatro” junto a ella en Chicago y fue el pionero en cuanto a la fórmula de improvisación que todos conocemos como “peticiones del público”. Para quien no lo conozca, esta fórmula consiste en que el público da sugerencias y los actores plantean la escena en ese momento.

Del Cose:

Inventó la forma larga de la improvisación. Hasta ese momento, la improvisación siempre se había hecho en formato corto, casi episódico. En sus obras, cogía una sola sugerencia del público y los actores desarrollaban inmediatamente sobre el escenario, una historia que podía durar de 20 minutos a 2 horas dependiendo de la inspiración de los actores.

Darío Fo y Franca Rame: 

Estos dos italianos fueron los creadores de una fórmula de improvisación algo particular. El mejor ejemplo fue su obra “Mistero Buffo”, en la que se cuenta una historia que cambia cada vez que es representada. La técnica que se utiliza en este tipo de improvisación, se basa en que el actor se dirige al público para aclarar ideas o incorporar sugerencias, así la obra puede ir avanzando.

 

Feliz semana del teatro a todos, sigamos aprendiendo, trabajando e improvisando.

 

 

Comunidad

Deja un comentario