El día que… Decidimos.

Llegamos un momento, para todos nosotros, en el que tenemos que optar por un camino, aceptando que el otro nunca volverá.

Llega un momento, para todos nosotros, en el que tenemos que posicionarnos, aceptando las consecuencias que esto conlleva.

Llega un momento, para todos nosotros, en el que tenemos que lidiar con las decisiones de otros.

Y eso es vivir.

Aquellos que se dedican a algo movidos por su vocación, por su pasión, como son las y los profesionales audiovisuales, tienen en esa misma pasión su virtud y su condena. La resiliencia que les aporta dedicarse a lo que aman, también los hace mas sensibles ante la incompresión, las negativas o la falta de apoyo al desarrollo de sus artes. Cada día se brega con el: “Lo haces por gusto”, aprovechando la vocación del profesional para minimizar el valor de su trabajo.

 

Decidimos

¿Y cuándo te ofrecen trabajar a cambio de visibilidad? Debes valorar si esa visibilidad es de tu interés. Más aún, si puedes vivir un día más trabajando a cambio de visibilidad. ¿Y qué te parece ser meritorio, porque es mucho lo que vas a aprender? De primeras te diría que ya estás aprendiendo algo, si puedes evitar pagar a alguien por trabajar, no lo hagas. A partir de ahí, de nuevo tienes que posicionarte y elegir de donde vendrá un amargo trago.

Esto, lamentablemente, son solo dos de muchos ejemplos de lo que puede encontrarse en el mundo laboral. Y me refiero a todo el mundo laboral. Existe la mala costumbre de pretender que la gente realice trabajo profesional sin ser tratados y recompensados como profesionales.

De vuestra reacción y respuesta a esas ofertas sois responsables vosotros y vosotras. Y no olvidéis nunca, que las consecuencias de esas decisiones, llegan mucho más allá de vuestras propias consecuencias.

Deciden

Ante la cantidad de personas dispuestas a los más grandes sacrificios en pos de sus sueños, es lógico que se pretenda que todo el mundo haga sacrificios, ¿no? Si hay quien está dispuesto a hacer cualquier labor a cambio del honor de poder hacerla, ¿Para qué iba a contratar?

Es lo que se denomina decisión empresarial. Optimiza los recursos, minimiza los costes sin afectar a la calidad del producto.

 

¿Entonces?

Lo que viene a continuación es una valoración personal y, por tanto, solo representa la opinión del firmante. Dicho esto: ¿Entonces? Entonces imposibilitas la generación de industria, dañas la economía y se reduce el número de productos audiovisuales y su calidad. Se convierte en una tarea hercúlea para muchas personas sin posibilidades o respaldo. El arquetipo hollywoodiense de actores trabajando de camareros, tristemente cercano a la realidad, se convierte en una tragicomedia que afecta a cámaras, guionistas, directores, productores, sonidistas, constructores, sastres, eléctricos, maquilladores,… Y un larguísimo etcétera.

¿Entonces? Entonces pedid que se respete vuestro trabajo. Exigid que se cumplan las condiciones mínimas que implica vuestra labor. Y si no son aceptables, trabajad pues de camareros, sed dependientes, instaladores de telecomunicaciones, carniceros o taxistas. Lo que sea. Pero declarad y defended vuestro derecho a ser respetados. A ser remunerados.

Esto que atrevidamente propongo, está recogido en el artículo 35 de La Constitución española, los artículos 23, 24 y 25 de los derechos humanos universales y el artículo 31 de la Carta de los derechos fundamentales de la Unión Europea.

Por supuesto, los derechos implican deberes. Los mismos que tendríais que cumplir trabajando gratis de hecho.

 

Este no es un trabajo que se pueda realizar de uno en uno. Tampoco por parte de grupos excluyentes. La dignidad laboral y personal incumbe a todas y todos y es responsabilidad de todas y todos mantener unas condiciones mínimas, de forma inclusiva, que asegure el respeto y negociaciones justas para todas las personas. Hablamos desde el sector audiovisual, pero incumbe a todas y cada una de las industrias. No se puede vender ningún producto, si nadie tiene dinero suficiente para comprarlo.

Bienvenidos a UtakeONE. La web donde profesionales de los audiovisuales tienen el lugar que les hace falta.

Comunidad, Profesionales, UtakeBusiness

Deja un comentario