Como dijo…AKIRA KUROSAWA

“Con un buen guión un buen director puede producir una obra maestra. Con el mismo guión, un director mediocre puede producir una película pasable. Pero con un guión malo ni siquiera un buen director puede hacer una buena película. ”

No hay nada mejor a la hora de enfrentarse a la escritura de un buen guión cinematográfico, que tener en cuenta los consejos de los más grandes en este ámbito. Ellos han ganado experiencia y éxito gracias a sus historias, a la manera de reflejar sus mundos interiores y sus ideas, a la expresión personal y característica de sus argumentos y personajes.

Hoy, centrándome en una de mis mayores pasiones, he pensado en una referencia que es obligatorio nombrar: Akira Kurosawa, uno de los maestros del cine japonés.

Existe un texto publicado en el año 86, dedicado a la vida y obra de Kurosawa, que recopila algunos de los mejores consejos y reflexiones que este gran director dejó para la posteridad. En esta entrega de “Como dijo…”, voy a comentar  con vosotros algunas de estas ideas que, sobre todo, espero os sirvan de ayuda a la hora de enfrentaros a ese papel en blanco.

¿Qué es el cine?

Para Kurosawa, esta es una cuestión de difícil respuesta. Como comentaba al intentar responder a esta pregunta, os cuento una anécdota que el propio director relató: Hace mucho tiempo, un novelista japonés, presentó un ensayo escrito por su nieto a una revista, bajo el título “Mi perro”. Comenzaba como algo así: “Mi perro parece un oso, también parece un tejón, también parece un zorro… Desde que es un perro, principalmente parece un perro.” Parece una idea un poco loca en un principio, pero ofrece un punto de vista realmente serio y concienciado: el cine se parece a muchas artes. Tiene características muy literarias, muy teatrales, también tiene su lado filosófico, atributos de pintura y escultura además de elementos musicales. Pero el cine ante todo, es cine.

El Guión para Kurosawa

02Cuando Kurosawa comienza a considerar un proyecto cinematográfico, siempre le rondan un número de ideas sobre las que le gustaría que fuera la película. Sobre estas ideas, algunas germinan y comienzan a brotar de forma repentina, y son precisamente éstas las ideas que definitivamente capta y desarrolla. Nunca ha trabajado en un proyecto ofrecido por un productor o una compañía ajena. Sus películas emergen de su propio deseo de decir una cosa en particular en un momento en particular. Necesita que el eco de todo proyecto cinematográfico exprese algo a nivel personal. Lo que lo nutre y provoca que sus raíces cojan forma de árbol es el guión. Lo que provoca que el árbol produzca frutas y flores es la dirección.

“Con un buen guión, un buen director puede llegar a producir una obra maestra; con el mismo guión, un director mediocre puede hacer una película encomiable. Pero con un mal guión, incluso un buen director es incapaz de realizar una buena película.”

Para una expresión verdaderamente cinemática, la cámara y el micrófono deben de ser capaces de cruzar el fuego, tanto como el agua. Esto es lo que hace una película auténtica. El guión debe tener la fuerza para hacer esto.

Para poder escribir un guión, primero se deben estudiar las grandes novelas y piezas teatrales del mundo. Se debe evaluar por qué son grandes. ¿De dónde viene la emoción que se siente al leerlas? ¿Qué grado de pasión debió tener el autor, que nivel de meticulosidad debió manejar, para retratar los personajes y los acontecimientos como lo hizo? Se debe leer a fondo, hasta el punto en que se puedan apropiar todas estas cosas. También se deben ver las grandes películas. Se deben leer los grandes guiones y estudiar las teorías sobre el cine de los grandes directores. Si la meta es convertirse en director de cine, se debe dominar el guión.

Kurosawa comenzó a escribir guiones junto a otras dos personas allá en 1940. Hasta entonces escribía en solitario, y no tuvo muchas dificultades. Sin embargo, en la escritura en solitario corres el peligro de que tu interpretación de otro ser humano padezca tu propia subjetividad. Si escribes junto a otras dos personas sobre ese mismo ser humano, ya tienes, al menos, 3 diferentes puntos de vista sobre una misma persona, pudiendo así discutir sobre aquellos puntos con los que no estás de acuerdo. Incluso el director, tiene una tendencia natural a empujar el héroe y la trama a un patrón que resulta el más asequible de dirigir para él. Escribiendo junto a dos personas también puedes evitar este peligro.

tumblr_myd2uqUOpV1rovfcgo7_500Sus propias experiencias y lo mucho que ha leído, permanecen en su memoria para convertirse en la base de todo aquello nuevo que crea. No podría hacerlo desde la nada. Es por ello que desde su juventud ha tenido siempre una libreta en mano. Apuntar reacciones y todo aquello que conmueve. Acumular libretas de todas las épocas para recurrir a ellas cada vez que se dispone a escribir un nuevo guión, es uno de los trucos de este gran director.

 

 

Comunidad

Deja un comentario