Como dijo… CHRISTOPHER NOLAN

 

“Siempre he estado fascinado por la idea de que la mente, cuando se está dormido, puede crear un mundo en un sueño y es usted quien lo percibe como si realmente existiera”

¿Qué son los sueños?

El sueño, una necesidad que nos viene de nacimiento, algo biológico que nos permite dar rienda suelta a funciones físicas y psicológicas que desconocemos estando despiertos.

El subconsciente, el protagonista del mundo onírico de nuestra mente. Aunque, ¿quién no ha sido consciente alguna vez en mitad de un sueño?.

Sobre esta idea, el conocido director de cine Christopher Nolan, trabajó en “Origen”, una de las películas más impactantes del director hasta la época. Pero centrémonos en los sueños…

 

Sueño lúcido

Un sueño lúcido es un sueño que se caracteriza porque el soñador es consciente de estar soñando.  La consciencia de soñar le da al soñador la posibilidad de controlar deliberadamente no solo sus acciones, sino también el contenido y desarrollo de los sueños.  Cuando tenemos un sueño lúcido, podemos controlar nuestras acciones y lo que pasa en nuestra “historia” a nuestro antojo. Curioso, ¿verdad?

 

“Origen”

Tras introducirnos en el mundo de los sueños, debo hacer mención al argumento de la película de la que os hablo. ¿Ha dejado a algún amante del cine indiferente?:

Dom Cobb (Leonardo DiCaprio) es un ladrón con una función especial: manipular y extraer pensamientos guardados en el subconsciente de las personas. Christopher Nolan hace esto posible, inventando una máquina portátil con la que los protagonistas de la historia pueden introducirse en los sueños de otras personas o en los suyos propios.

La película comienza como no, con un sueño. En él, Cobb y su compañero, son chantajeados por fallar una misión que les llevaba a descubrir información de un multimillonario. Finalmente, gracias a sus habilidades, son contratados por él para disolver la empresa que heredará su mayor rival. ¿Cómo?: A través de una idea implantada en el subconsciente del sujeto, a lo que llaman “Origen”.

Cobb acepta la misión para poder limpiar su expediente y volver a casa con sus hijos, ya que en el pasado fue acusado de asesinar a su mujer.

 

Estilo “Nolan”

El maestro Nolan, tiene por costumbre mantenernos pegados a la pantalla, metidos hasta el fondo entre sus planos y encuadres… y atentos para lograr entender la dificultad que conllevan sus historias.

En el caso de “Origen”, la dificultad está en entender los diferentes niveles de un mismo sueño que los protagonistas tienen que superar hasta llegar a un desenlace. Nolan creó un guion con universos alejados de la mente humana con una sutileza y una perfección indiscutible, consiguiendo así un resultado inquietante y una obra de cabecera con un final abierto…más que desconcertante.

Además de la pasión del director por los efectos especiales para transmitir más realidad al asunto, Nolan cuida con mimo todas sus escenas, seleccionando cuidadosamente todas las acciones de manera que, a pesar de enmarcarse en el mundo de los sueños, tengan cabida en el mundo real.

 

Un trabajo impecable

Por la puesta en escena, los efectos especiales, el espectacular trabajo del equipo de producción, postproducción y el maravilloso elenco de actores que completan y dan vida a un guion extraordinario y una dirección que cuida hasta el más mínimo detalle, “Origen” tuvo nominación al Oscar a “Mejor Película”, “Mejor Guion Original”, “Mejor Dirección de Arte”, “Mejor Banda Sonora” y fue ganadora del premio a “Mejor Fotografía”, “Mejor Edición de Sonido, “Mejor Sonido” y “Mejores Efectos Visuales” en 2010.

 

¿Aún no tienes tu propia opinión sobre la caída del “Totem” final de “Origen?

 

 

 

 

Comunidad

Deja un comentario