El día que… UtakeONE tuvo oficina

Los alquileres están carísimos. No hablo de cámaras para rodajes. Ni de un equipo de travelling. Simplemente un lugar donde sentarse todos y poder trabajar, debatir, escribir guiones que llevar a cabo -o no-, hablar con productoras… Tener un espacio vaya.

Búsqueda de localizaciones

La primera opción estaba delante nuestro. Muy apetecible y a un precio brutal. Pero con un periodo mínimo de estancia y, claro, queremos “ir al cine”. A las productoras. Donde se encuentran los pesos pesados de los audiovisuales, del teatro, de los videojuegos y de los espectáculos. Y queremos ir rápido.

Así que buscamos más. Y los precios de los coworking son una ida de cabeza seria. Que más vale alquilar una oficina propia, en serio. Pero volvemos a lo mismo, necesitamos poder movernos rápido. Los audiovisuales son así amigos ¡Pero eso ya lo sabéis vosotros!

Y de la forma más inesperada, como todos los regalos de la vida, un anuncio de oficinas libres. Pregunto al respecto. Lo gestiona un amigo. ¿No es el azar algo maravilloso?

 

Espacio UtakeONE

La primera visita la hice personalmente y oye, a mi me gustó. Así que hablé con el resto del equipo para que viniesen a verla. Luminosa, amueblada, bien ubicada, cabemos y se tarda nada y menos en llegar. Un lugar de trabajo ideal. Preguntamos cuanto costaba. Hicimos como que no salivábamos cuando nos dijeron el precio. Dimos las gracias y salimos. En el portal La Jefa dijo: “Chicos, tenemos oficina”.

Cuatro días después llamé a nuestro casero: “¿Cuando podemos ir a poner a punto nuestra oficina?” este ser de luz respondió: “cuando queráis”. Y para allá que fuimos. A decidir nuestra escenografía, preparar nuestro decorado y limpiar un poco. Normalmente limpiar no es algo que te alegre el día, pero en este caso, al estar creando nuestro set, teníamos todos una sonrisa de oreja a oreja.

preproduccion produccion cine teatro videojuegos

Tener un lugar

En cualquier buena historia, ya sea en una obra de teatro, una película o un videojuego, la trama necesita un lugar. Los personajes tienen que poder referirse a un sitio, en el que crecen, crean, descansan. Existen. También hay narrativa en la que los personajes buscan ese lugar. Pero nosotros ya lo teníamos. UtakeONE ya posee su campamento base. Un espacio a que referirse cuando nos preguntan donde pueden encontrarnos. Si hasta tenemos varias pizarras. Y una cafetera que se trajo La Jefa de casa.

Pero, sobretodo, lo importante de tener un lugar, es que crea raíces. Fortalece una idea. Y eso pasa con los héroes de las pelis y la gente de la calle. UtakeONE necesitaba y merecía un lugar. Ahora lo tiene. Probablemente cambie en un futuro próximo, porque sea diferente o porque sea directamente otro. Pero todos los proyectos cambian, mutan, se enriquecen.

Parecerá una tontería para muchos que haga un blog sobre este tema, pero tal vez deba recordar algo, algo que a nosotros a veces se nos olvida por lo rápido que está pasando todo.

UtakeONE existe desde el 1 de marzo de 2018. Si fuese una obra cultural, aún estaría en preproducción. Y en cierta medida lo está. Pero confiad en mí, y en el buen José Belizón: “Esto huele a canela”.

 

Bienvenidos a UtakeONE. La web donde profesionales de los audiovisuales tienen el lugar que les hace falta.

Comunidad, UtakeTour

Deja un comentario