Utake5: Las 5 películas que nunca verás

Estamos acostumbrados a oír hablar de grandes éxitos, taquillazos y premios, pero la historia del cine no solo se escribe con los triunfos, sino también con sus fracasos. Dentro del panorama cinematográfico también podemos encontrar guiones rechazados, accidentes, falta de financiación o, incluso, el fallecimiento de actores o directores que frenaron grandes proyectos audiovisuales.

En este post he querido recordar que, a veces, la mala suerte hace que algunos proyectos muy prometedores no salgan adelante, aunque no es el caso de nuestro primer puesto que, con su determinación, parece que se ha completado (o al menos eso dicen):

1-      The man who killed Don Quixote de Terry Gilliam es una de las producciones que sufrieron más problemas tras ocho intentos de rodarla durante 19 años. Durante su primer intento contó con 32 millones de dólares para rodar en Navarra durante el 2000, con Jean Rochefort, Johnny Depp y Vanessa Paradis como protagonistas.

En el rodaje, Gilliam, sufrió una gran cantidad de problemas empezando por la pérdida de gran parte del equipo de grabación durante una inundación. Esta catástrofe produjo problemas con la aseguradora del film, la retirada de Jean Rochefort debido a una grave enfermedad y, para terminar y debido a esta terrible mala suerte, acabó con el presupuesto sin acabar el proyecto.

Pero Gilliam no se rindió en ningún momento y con el material obtenido realizó un documental “Lost in La Mancha”. Es tal su dedicación que durante el festival de Cannes 2016 anunció su intención de volver a intentarlo y podría haber terminado su película este mismo año.

empleo audiovisual

 

2-      La trampa de Fu-Manchú de Alex de la Iglesia fue afectada por una de los miedos más temidos por los directores, los recortes en sus presupuestos. De la Iglesia intentó rescatar, en 1998, del olvido a uno de los personajes malvados más increíbles, creado por Sax Rohmer.

El cineasta español recibió de la productora Lola Films un presupuesto de unos 20 millones de dólares y se puso a trabajar en una producción en inglés para su distribución internacional. Durante 3 años y medio, Álex de la Iglesia consiguió para los papeles principales a Antonio Banderas, Dustin Hoffman y Robert De Niro en localizaciones como New York, Londres o Bangkok. Todo estaba listo para empezar a trabajar.

Pero en julio de 2001, y sin previo aviso, Lola Films rebajó el presupuesto a la mitad a de la Iglesia, haciéndole imposible realizar tan ambicioso proyecto y finalizando así el rodaje antes de empezar.

trabajo audiovisual

 

3-      Napoleón de Stanley Kubrik, también llamada “la película más grande jamás hecha”, después de un gran esfuerzo por parte del director en investigación, redacción, localización, planificación durante años, con actores de la talla de Audrey Hepburn y consiguiendo más de 40.000 soldados rumanos para hacer más reales las batallas.

Kubrik, fue rechazado por un gran número de productoras como MGM con el argumento de: “Las peliculas históricas son demasiado arriesgadas y costosas”. Kubrik jamás pudo rodar su película, aunque insistió en varias ocasiones aprovechando cualquier mínima oportunidad.

tecnico audiovisual

4-      Leningrado: Los 900 días de Sergio Leone lo tenía todo a favor, una película bélica basada en un libro del historiador Harrison Salisbury, “Los 900 días: el sitio de Leningrado“.

Leone comenzó los preparativos durante 1984, despues de terminar su película “Érase una vez en América”, consiguiendo 100 millones de dólares, el apoyo de Unión Soviética y a Robert de Niro para encarnar el papel protagonista, un fotógrafo estadounidense.

Sin embargo, cuando todo estaba listo para empezar a rodar, Leone, a la edad de 60 años, murió de un ataque al corazón evitando que se grabara en 1989.

profesional audiovisual

5-      My Best friend’s birthday de Quentin Tarantino, su primera película (aunque muy poca gente lo sepa). Fue una comedia rodada en 1987 totalmente en blanco y negro con la implicación casi total por parte de Tarantino.

La película se rodó sin ningún problema,  aunque contaban con medios limitados, y terminó durando 70 minutos. Una vez tuvo que ser revelada se quemó gran parte de la película. Los 34 minutos supervivientes fueron emitidos en algunos festivales aunque también acabaron dañadas o deterioradas.

audiovisual empleo

Estos son solo unos pocos ejemplos que he creído que podrían ser destacables (o me han impresionado más). Tal vez podríamos sacar una moraleja de esto pero me basta con que os haya parecido interesante.

Desde UtakeONE os aconsejo que aseguréis bien vuestros equipos, crucéis los dedos para que no pase nada y estad preparados en vuestros futuros proyectos.

Comunidad, Sin categoría

Deja un comentario